Conducta / habilidades sociales / Socialización

Qué hacer si el peque muerde

La conducta de morder puede estar ocasionada por un desorden sensorial o por una forma equivocada de comunicar una necesidad, una angustia o una petición.

Pedro Sánchez, de Red Sensorial, publicó hace un tiempo una serie de consejos que he adaptado. Estaré encantada de leer tus aportaciones.

Mi niño muerde, ¿Por qué?, ¿Qué puedo hacer?

1. Por evitar una
actividad o escapar de una situación

¿Qué podemos hacer?: Cuando el niño muerde para evitar realizar
una tarea que le hemos pedido, debemos calmarlo diciendo que le vamos a ayudar
a hacerla, que podemos hacer una pequeña pausa pero que tenemos que terminar
esa tarea. Para prevenir es importante anticipar qué vamos a hacer, el tiempo
que va a durar y la ayuda que le vamos a brindar, así como lo que ocurrirá
después. Primero hacemos xxx, luego haremos xxx. Asimismo, puede resultar de
ayudar disponer de un apoyo visual, palabra o gesto para que el niño pueda
siempre comunicar.

2. Llamar la
atención:
 

¿Qué podemos hacer?  Lo más adecuado sería ignorarlo al no
mostrar ninguna reacción, y sobre todo mostrar nuestra atención, elogiar,
acompañar durante los momentos en los que no aparece la reacción de morder.

3. Para pedir
un objeto o querer realizar una actividad.
Si le diéramos el objeto o le permitiéramos
participar en la actividad, estaríamos entonces reforzando esa conducta
inadecuada. 

¿Qué podemos hacer?
Evitar proporcionarle el objeto que desea si ha mordido y mostrarle
cómo solicitarlo de forma apropiada. Tener siempre presentes formas adecuadas
de comunicación y petición de necesidades.

4.
Estimulación sensorial:

Esta función se genera de forma casi automática. El niño muerde porque está
explorando un objeto y la sensación le es agradable y/o de utilidad. Será
agradable cuando disfrute de lo que está mordiendo por la sensación directa que
le origina. Y será de utilidad cuando -ante alguna situación que le genera
ansiedad o emoción- necesite morder para mantener el equilibrio.

¿Qué podemos hacer? Darle al niño objetos adecuados para que pueda morder: mordedores de goma, cereales, comida
crujiente o un caramelo masticable. También planificar actividades que impliquen soplar (pompas de jabón, por ejemplo), hacer muecas o masajes con hielitos, plumillas o cepillos.

Recuerda que la coherencia es importante. Todo el equipo debería actuar igual.

2 comentarios en «Qué hacer si el peque muerde»

Deja un comentario