Consideraciones sobre las conductas inadecuadas

A la hora de tratar el tema de las conductas inadecuadas hay para mí cuatro factores importantísimos:

  • Conocer muy bien a la persona con autismo: qué le gusta, qué le molesta y qué le interesa, además de respetar las caracteristicas propias del procesamiento autista:
  • Un entorno amable con el autismo,  preventivo y comprensivo
  • Tener claro que siempre hay una razón para esas conductas, luego tenemos que descubrir cuáles son los detonadores.
  • Una intervención multidisciplinar que aborde todas las áreas del desarrollo, además de dotar de herramientas de regulación y de afrontamiento.

 

Recuerdo nuestra labor de detectives en los primeros momentos del autismo de Erik, y fruto de esa labor descubrimos que los principales detonadores de conductas inadecuadas eran:
 
  • Hiperestimulación sensorial
  • Frustración
  • Dificultades con la comunicación
  • Acontecimientos inesperados
  • Desorden y desregulación emocional
  • Mala comprensión de contextos y sus normas sociales

No hay recetas ni varitas mágicas a la hora de abordar esas conductas, sino una intervención multidisciplinar basada en la comprensión, el respeto y la dotación de herramientas de regulación y de afrontamiento. 

ALGUNAS PISTAS MÁS

Esa observación directa para  identificar situaciones / contextos asociados a la aparición de conductas inadecuadas puede hacerse de forma minuciosa, rellenando registros en los que, entre otras, puedan aparecer estas preguntas.  

  • ¿Qué sucesos o condiciones físicas tienen lugar mucho antes de la conducta problemática y qué hacen más probable que aparezca?  
  • ¿Qué sucesos antecedentes inmediatos realmente pueden predecir que aparezca la conducta problemática y cuáles predicen que no aparecerá? 
  • ¿A qué horas? ¿En qué lugares? ¿Con qué personas? ¿En qué actividades? ¿Ante qué instrucciones?

Tipos de sucesos contextuales (Fuente: Apoyo Conductual Positivo. Manual de Trabajo de la Junta de Castilla y León)

  • Sucesos contextuales físicos: el ruido, el calor, el frío, la masificación, unos zapatos o ropa que le molestan, la reubicación del usuario en el centro, el cambio de horarios. (Ver Las fobias en el autismo)
  • Sucesos contextuales fisiológicos o fisiopatológicos:  tener fiebre, gripe, un catarro o dolor de oídos; determinados fármacos por sus efectos secundarios; determinadas enfermedades crónicas que causan dolor o malestar; falta de sueño o una pauta de sueño irregular; síndrome premenstrual, trastorno de ánimo de final del ciclo, etc.
  • Sucesos contextuales sociales: haber tenido discusiones o peleas, haber sido reprendido, estar en la misma sala que alguien a quien no soporta, que le hayan estado «tomado el pelo», o que haya estado realizando previamente una tarea que le resultó muy difícil.

También sería muy conveniente conocer la finalidad de la conducta:

¿Qué es importante lograr cuando se produce una conducta inadecuada? CALMAR:

Y para concluir, aspectos a tener en cuenta para dotar de regulación (ver ansiedad) y afrontamiento (toda la intervención paso a paso del blog):

Más información y artículos de interés:
  • Artículo del doctor Carlos E. Orellana Ayala AQUÍ
  • Apoyo Conductual Positivo. Manual de TRabajo de la Junta de Castilla y León. AQUÍ
  • Entrevista con Lola Hernández:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mattis dolor. felis fringilla leo. Aliquam id Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies